Después de más de un año sin eventos, suenan campanas de boda. Este tipo de celebración vuelve tras la Pandemia de la Covid-19, aunque siguen siempre unas medidas de seguridad extraordinarias que lo convierten en un acto seguro. Si eres una futura novia que se casa en la época de Otoño-Invierno 2021/2022 y todavía no ha elegido el vestido, he aquí cinco tendencias a tener en cuenta.

El escote cuadrado causará sensación

Si eres de las que busca ir a la moda pero a su vez quiere apostar por la elegancia más minimalista, he aquí la tendencia que podría conquistarte. El escote cuadrado vuelve para invadir los vestidos de novia. De líneas rectas y con un toque minimalista, el resultado final es inmejorable. Este tipo de escote resalta la zona de la clavícula y los hombros, y se convierte en una vuelta al pasado (fue muy popular durante el Renacimiento).

Sin miedo a los volúmenes extremos

Los diseñadores lo tienen claro: ha llegado el momento de presentar piezas recién sacadas de cuentos de hadas. De este modo, superponen infinitas capas de tul o seda y las acompañan de volantes para crear vestidos únicos a todo volumen.

Una novia en pantalón

Marcar la diferencia el gran día es posible, y cada vez son más las novias que apuestan por el pantalón para dar el sí, quiero. Lejos de perder elegancia o fuerza, esta opción es perfecta para aquellas que quieren apostar por la comodidad y ser fieles a su estilo personal.

Un vestido midi que añada elegancia y originalidad

Para aquellas que prefieren los términos medios, he aquí el vestido perfecto: midi. Las firmas auguran que este tipo de corte será uno de los favoritos esta próxima temporada.

Vía: Trendencias