Por: José María Enríquez, Psicólogo infantil

Los beneficios que aportan las mascotas a los niños son innumerables, como bien sabemos la compañía de un animalito regularmente tiende a mejorar la calidad de vida de cualquier humano; sin embargo, en la infancia coadyuva en el desarrollo cognitivo, social y emocional, ya que los estimula a tener una responsabilidad, fomenta valores, mejora su autoestima, favorece la autorregulación afectiva, desarrolla la capacidad en los niños de cuidar al otro, fomentando un sentimiento de competencia, autonomía y seguridad.

Específicamente la relación con un gato o un perro, mantiene lazos afectivos en la conducta infantil, que favorecen el manejo virtuoso de alegría, disminuye los miedos propios de la niñez, regula la tristeza, promueve la tolerancia a la frustración y control del enojo, así como la capacidad de amar.

Los niños tienden a recurrir a su mascota, cuando se les presenta algún problema, abrazándolos, acariciándolos o simplemente jugando con ellos, lo cual después del vinculo afectivo con sus padres, representa una oportunidad como fuente de consuelo y empatía para superar las sensaciones propias de las emociones aflictivas (tristeza, miedo, enojo).

Respecto al manejo conductual de los pequeños del hogar, el hecho de tener una mascota, ofrece oportunidades para promover el desarrollo de rutinas (cuando se limpia la jaula a la misma hora diariamente, al sacar a dar un paseo a su perrito, bañarlo, ponerle agua, etc.) y en el acatamiento de normas (cuando se siguen reglas como evitar que suba a los muebles de la sala, en la cocina se restringe la entrada del perro, se debe dar alimento especial, no puede comer de lo que tu comes). Estas rutinas configuran la estabilidad emocional de un menor, ya que, así son capaces de anticipar las actividades que se les proporcionarán previamente.

Mamá y papá, es importante que, si estás pensando en buscar una compañía canina para los niños, aprovecha la llegada del animalito a casa, para fomentar la responsabilidad en tus hijos, evita terminar haciéndote cargo por completo de la mascota, por ejemplo, un niño de 3 años puede hacerse cargo de vaciar las croquetas en el plato, a los 6 años de bañarlo y de 10 años, poder brindar un paseo de forma independiente, recuerda, de acuerdo a la edad será el grado de responsabilidades que se pondrá.

Si decides comenzar el 2021, con una mascota para tus hijos, brindarás la oportunidad para:

•Fomentar habilidades sociales, tales como empatía, asertividad, resolución de conflictos, seguridad personal, impactando positivamente en su autoestima.

•Brindar responsabilidad, amor al prójimo, generosidad y disciplina.

•Desarrollar la creatividad, curiosidad y aprendizaje significativo.

•Aportar amor, compañía y ternura

•Favorecer la cohesión familiar, mediante el tiempo que se comparte con la mascota.

•Disminuir la agresividad y regular niveles de estrés infantil.

•Estimular la atención, concentración y memoria.

•Incrementar la actividad física y se reduce el tiempo en videojuegos.

•Manejar la ansiedad y angustia ante situaciones conflictivas.

•Ofrecer una oportunidad para manejar saludablemente todas las emociones y sentimientos.

– Consultas psicológicas para niños.
– Evaluación neuropsicológica infantil.
– Psicoterapia cognitivo conductual para niños y adolescentes.

Mayores informes:

Al 229 978 45 93.
Facebook: Psic Infantil Chema