Bailarina de Ballet

Por: David Barquero.

Platicamos en exclusiva con la bailarina veracruzana Ivana Bueno Garcés, primera mexicana en ganar el premio Bailarina Emergente 2020 (The Emerging Dancer Award), del Ballet Nacional de Inglaterra, compañía de gran prestigio internacional donde ella trabaja actual- mente. Ivana inició sus estudios de baile en la academia “En Pro del Talento Veracruzano” de su ciudad natal Córdoba, Veracruz; posteriormente, participando en el Festival Internacional de Danza que está asociado con el Youth America Grand Prix, ganó una beca para continuar sus estudios en la Princess Grace Academy de Mónaco, de donde salió para integrarse al cuerpo de baile del English National Ballet.

Cuéntanos del concurso que ganaste en Londres.

Este es un concurso dentro de la compañía en la que trabajo, el Ballet Nacional de Inglaterra, donde le dan la oportunidad a 6 miembros del “cuerpo de baile” (el rango más bajo de la compañía) de hacer un papel principal que son los que normalmente son hechos por los primeros bailarines de la compañía (el rango más alto). Entonces es una oportunidad muy grande de poder estar en el escenario bailando sola con tu pareja y poder demostrar lo que puedes hacer, tu talento, tu manera de brillar en el escenario y posiblemente, dependiendo de tu desarrollo en el escenario en un futuro obtener papeles solistas o principales en algunas otras obras presentadas por la compañía.

¿Cómo es que inicias en la danza y en qué momento decides dedicarte a esto?

Desde los 4 años mi mamá me llevaba a clases en las tardes, como para que hiciera algo nuevo y me divirtiera, pero nunca pensé que en un futuro iba a poder vivir de eso y que se volvería mi pasión más grande. Fue como hasta los 12 años que me di cuenta que el ballet era algo que yo podía hacer profesionalmente, que existían compañías en el mundo donde muchas personas le dedican su vida a eso; entonces decidí que eso podía ser mi caso y comencé a tomármelo más enserio.

¿Hay alguien que de manera personal haya im- pulsado tu carrera y tu consideres importante para lograr lo que has hecho?

Mis maestros y padres, sin ellos no hubiera sido posible llegar hasta donde he llegado. Mis maestras en Córdoba, Veracruz, fueron las primeras en notar mi talento e impulsarlo para sacar todo de mí y poder llegar hasta donde estoy, sin ellas y su apoyo, yo no sería quien soy ahora; por eso y más les agradezco infinitamente por toda la atención que me dieron de pequeña, para lograr desarrollarme técnica y artísticamente como bailarina. Mis padres siempre me han dejado tomar mis propias decisiones y las apoyan desde pequeña, siempre y cuan- do, ellos crean que es lo correcto para mí y para poder seguir adelante con mi carrera. Siempre han estado ahí para mí, en los momentos malos y buenos.

¿Hay alguien del mundo de la danza que para ti sea una inspiración o motivación para buscar seguir escalando en el arte?

Desde pequeña me han inspirado muchas bailarinas que son de las mejores del mundo, hasta hoy en día.
La diferencia entre cuando era pequeña y ahora es que antes yo quería ser como ellas, quería ser ellas; ahora son mi inspiración, de manera que veo lo que hacen e intento aprender de ellas y ponerle un toque de lo que ellas le ponen a su técnica en la mía. Conforme pasaron los años me di cuenta que no tenía que ser como ellas para llegar a ser una buena bailarina, lo mejor es ser diferente y crecer siendo tú, con tu propia personalidad y arte.

Ahora que has obtenido grandes logros como bailarina, ¿qué significa para ti la danza?

La danza es parte de mí, yo siempre puse mi carrera antes que otros planes o eventos y eso es lo que me ha ayudado a llegar hasta donde estoy. Cuando estoy en el escenario es cuando me doy cuenta que todos los sacrificios que hice durante niña y adolescente, como perder- me de fiestas o eventos por tener que estar ensayado o preparándome para alguna competencia, rinden fruto y traen sus recompensas. Eso es lo que me motiva a seguir adelante, el sentimiento de gratitud y de satisfacción cuando logras algo, por lo que llevas trabajando mucho tiempo, es incomparable.

En el caso del ballet, ¿por qué crees que la gente debe darse la oportunidad de acercarse a la danza?

Porque la danza es una experiencia única. Ir a ver un ballet al teatro es una experiencia que debes vivir al menos una vez en tu vida, es parte de la historia y cultura, nos lleva años atrás a cuando la obra fue creada y muchos años después, los pasos siguen siendo casi los mismos y la historia clásica seguirá siendo la misma. Los bailarines se encargan de recrear una obra escrita y darle vida por medio de la danza y la música, es una cosa mágica.

¿Cuál es el estilo o género que tu prefieres y por qué?

En mi opinión, me gusta mucho bailar el estilo clásico ya que ese fue el primero que aprendí con el cual me enamoré de la danza. Años después conocí el estilo neoclásico y se volvió uno de mis favoritos hasta la fecha. En una compañía de ballet es necesario poder hacer todo tipo de estilos de danza, es por eso que hay que tener una mente flexible y estar siempre dispuestos a aprender cosas nuevas y trabajar en ellas profesionalmente.

¿Cuál es tu meta a lograr en la danza?

Por ahora mi meta es poder llegar a ser “Primera Bailarina del Ballet Nacional de Inglaterra” y cuando sea más grande y tenga más experiencia laboral, me gusta- ría mucho poder ir a México y presentarme para poder inspirar a las nuevas generaciones de la danza a seguir adelante y cumplir sus sueños. Algo que puedo decir es que, nada me hace más feliz que poder poner el nombre de mi país en alto.

Cómo artista escénica, ¿cómo ha impactado la pandemia y particularmente la suspensión de actividades en espacios convencionales de la danza?

Han sido momentos difíciles para todo el mundo, aquí depende de cada persona como va a ocupar este tiempo de pandemia. En mi caso personal, yo sabía que al salir de la pandemia tenía que estar en la mejor forma posible para bailar en la competencia del bailarín emergente de la misma compañía y eso me ayudó mucho a estar motivada y seguir esforzándome durante este momento de trabajar desde casa. No fue fácil ya que, solo dependía de mí si lo lograba o no, pero al final de cuentas la disciplina fue un factor muy importante durante este momento y sabía que no podía relajarme y dejar pasar esta oportunidad única.

¿Cómo vislumbras el mundo para la danza, en la nueva normalidad?

Lo que yo creo y ya está pasando, es que usaremos más las redes sociales para difundir el arte; es decir, transmisiones en vivo, shows digitales y cosas así, que ayudaran a la gente a poder acercarse a la danza, desde la comodidad de su casa, sin necesidad de asistir al teatro.

¿Tienes algún proyecto personal, que quieras realizar fuera de la danza?

Por ahora no, estoy más enfocada en mi futuro, pero lo que si me queda claro es que, en algún momento me gustaría hacer algo para apoyar a las escuelas pequeñas de danza alrededor de México.

¿Cuáles son tus pasatiempos favoritos?

Me encanta pasar tiempo con mis amigos y familia (cuando estoy en México) en casa, sentarnos a platicar y reírnos es una de mis cosas favoritas. Escuchar música es otro de mis pasatiempos favoritos.

¿Qué mensaje le das a las nuevas generaciones?

Un consejo que quisiera dar a las nuevas generaciones, ya sea de bailarines o no, es que siempre trabajen para ustedes mismos, para llegar alto es muy importante escucharnos a nosotros mismos y hacer lo que creemos que es bueno para nosotros en ese momento. Tomar decisiones arriesgadas, a veces, puede causar mucho miedo, pero al final de cuentas la vida solo es una y hay que arriesgarse, es mejor intentarlo que quedarse con la duda del “qué hubiera pasado”.