Fotos: Alex Estrada.

Nace en 1990 como respuesta a una necesidad de atención integral a la mujer, ofreciendo en un solo lugar la mayoría de los servicios ginecológicos, como son la consulta ginecológica, obstétrica, toma de citología, ultrasonido abdominal y endovaginal; así como, colposcopías, toma de biopsias y tratamientos de cuello de la matriz.

Posteriormente, en 1994 se incorporan los servicios de cirugía de mínima invasión como son laparoscopía e histeroscopía y procedimientos de reproducción asistida de baja complejidad, como son los coitos programados y las inseminaciones intrauterinas, incrementando nuestras áreas de servicio con una unidad de cirugía de corta estancia para procedimientos ambulatorios.

Las necesidades de reproducción fueron incrementándose y en 1995 se incorpora con nosotros el doctor Rodolfo Canseco Sedano, con maestría y doctorado en Fisiología de la reproducción, por parte del Instituto Tecnológico de Virginia, en Estados Unidos, lo cual nos permitió ampliar nuestros servicios a programas de reproducción asistida de alta complejidad, como lo es la fertilización in vitro.

En 1999 adecuamos nuestras instalaciones y adquirimos el equipo necesario para iniciar esta nueva forma de tratamiento para parejas con problemas de fertilidad, logrando nuestro primer embarazo en el año 2000 y así, el primer nacimiento de un bebe por fertilización in vitro en Veracruz, en este caso un gemelar (niña y niño).

Desde este primer logro hemos recorrido un camino de ascenso agregando nueva tecnología. En el año 2001 incorporamos la técnica de ICSI (intracytoplasmic sperm injection) que consiste en inyectar un espermatozoide dentro del óvulo, lo cual nos permite tener la certeza de que los dos gametos (óvulo y esperma) estarán juntos, a diferencia de la fertilización in vitro, donde los espermatozoides se depositan alrededor del ovulo esperando que uno de ellos pueda lograr la penetración espontánea. Esto nos da una mayor probabilidad de obtener un embarazo, sobre todo en aquellos varones que tienen alteraciones importantes en sus espermatozoides.

En el 2004, incorporamos otra técnica que consiste en extraer espermatozoides directamente del testículo (punción testicular) esta técnica ofrece la oportunidad de detectar si hay espermatozoides en varones que no arrojan espermatozoides en el eyaculado, pero que, si producen en el testículo y que no puede llegar al final por alguna obstrucción. El primer embarazo en nuestro centro de reproducción con esta técnica se logró hace 15 años, curiosamente también gemelar.

La vitrificación es una técnica para congelar óvulos y embriones que llegó a México en el 2006, nuestro centro fue uno de los primeros en el país. En el 2009 ocurrió en Veracruz el primer nacimiento producto de óvulos que fueron vitrificados en nuestro centro, de nuevo un gemelar (dos niñas). Con la vitrificación se pudo mejorar los resultados de embarazos, ya que nos permite pasar el periodo de estimulación ovárica, vitrificar todos los embriones y transferirlos posteriormente cuando haya un ambiente en el útero más favorable para la implantación.

Esta técnica, además nos permite dar la oportunidad a mujeres que desean posponer la maternidad, por cuestiones personales, laborales o de otra índole, al congelar óvulos pudiendo detener el reloj biológico de estos en el momento de su vitrificación (congelación) y conservando, la mayoría de ellos, las características que pueden favorecer la fertilización y posterior implantación, con mas probabilidad que óvulos de mujeres de mayor edad. Otra técnica que ofrecemos actualmente es el diagnóstico genético preimplantacional que consiste en tomar una célula de un embrión de tres días de edad y analizarla para poder detectar si ese embrión tiene alguna enfermedad ligada a la herencia, lo que nos permite transferir únicamente embriones sanos, disminuyendo el riesgo de aborto o de tener bebés con enfermedades ligadas a la herencia.

Dentro de todos nuestros servicios también ofrecemos los de atención obstétrica integral, siendo uno de los primeros en tener ultrasonidos de alta resolución, incluyendo los 4D, para dar una atención completa al control obstétrico de embarazos de bajo y alto riesgo.

Actualmente, contamos también con el servicio de asesoría psicológica y nutricional a las pacientes de fertilidad, climaterio o cualquier otro padecimiento que afecte la salud femenina.