Pamela Cuevas, Coach Empresarial

¿Cuántas veces te has encontrado cantando o tarareando de forma inconsciente la melodía de algún anuncio que oíste? Te aseguro que a más de una de las siguientes frases podrás darle ritmo tan sólo por leerlas:

¡Aromatiza, limpia y desinfecta!, ¡Adiós a la gripa en un 2 x 3!, ¡Estaban los tomatitos muy contentitos!, ¡Todo queda más limpio brillante y oloroso!, ¡Te vuelve a la vida porque sí limpia y refresca!, ¡No lo cambio por nada!, ¡Los zapatitos más chavitos!, ¡Recuérdame! o hasta el sonido de inicio al activarse el sistema operativo de una computadora, el inicio de una película con un león, el sonido de tu celular o el de alguien más, lo escuchas y sabes perfectamente de qué marca es ¿correcto?.

Podría mencionarte muchísimos más ejemplos, sin embargo, mi objetivo es concientizar el poder de la música en conexión con una marca.

En un mundo en que parece no haber silencio, los oídos son uno de los sentidos que más usamos, junto con la vista.

El audiomarketing o marketing auditivo, utiliza los sonidos y la música para potenciar las marcas ya que no diferencia idiomas y hace que todas las notas musicales del mundo cuenten con una base emocional común, ¡lo sientes y ya!

Gracias a esto puedes incrementar aún más la productividad de tus colaboradores, así como el tiempo que permanecen tus clientes dentro de tus instalaciones, según la velocidad de la música.

Te comparto algunos tips para implementar marketing auditivo en la estrategia de comunicación de tu marca:

1.- Segmenta por medio de la música: Cuando entramos a un establecimiento podemos percibir sólo con la música a qué público está dirigido el producto o servicio que se vende en dicho establecimiento. Subconscientemente nos atrae más un tipo de melodía o sonido, dependiendo de nuestros gustos, edades o necesidades, entonces, ¿Alejas o acercas a tu público?

2.- Transporta a tu público a otros escenarios: Selecciona música característica de algún lugar, según un estudio, la compra de vino francés se disparó el día que en la tienda pusieron música francesa de fondo. El sonido de aves, mar, brisa te brinda una sensación de confort. ¿A dónde llevarás a tu público?

3.- Refuerza los valores de tu marca: Identifica los sonidos y melodías acorde a la personalidad de tu marca, así como aquella que despierte sensaciones positivas y congruentes a tu promesa básica en tu público. ¡Infórmate!

4.- VideoMarketing: Si bien la música y los sonidos han desaparecido de las páginas web, no te olvides que los videos tienen sonido. ¡Aprovéchalos!

5.- Identidad y pertenencia: Sistematiza por medio de la tecnología que te brinda el marketing auditivo la programación (música, spots, ritmos, velocidad, BMP Bits por minuto) elegida de acuerdo a tus intereses en una o más sucursales simultáneamente. El error que cometen

muchos empresarios es permitir que la música sea elegida y administrada al azar por el simple gusto del gerente o colaborador en turno. ¡Cuida el ADN de tu marca!

Y recuerda que, para brindarle personalidad a tu marca y lograr que se diferencie de las demás, es necesario apelar a los sentidos para captar y recordar olores, sabores, colores, sonidos y sensaciones que “signifiquen”, porque #SentirNoEsElección, pero provocar sensaciones sí lo es.

Si te interesa más del tema escríbeme.

@Pamela Cuevas Coach

WhatsApp: 2291346333