Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, Rinología y Cirugía Facial. Egresado de la UNAM con especialidad de Rinologia y Cirugía Facial.

Pertenece a la Sociedad Mexicana de Rinologia y Cirugía Plástica Facial y de American Academy of Facial Plastic and Reconstructive Surgery.
Actualmente es el Presidente del Colegio de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza del Estado de Veracruz.

Para ti ¿qué significa tu profesión?

Desde que tengo uso de razón siempre quise ser médico, no recuerdo exactamente mis motivos, simplemente quería ser “el doctor”. Y creo que muchos empezamos a estudiar medicina sin saber exactamente el por qué. Muchos hablan de la “vocación” de ser médico y efectivamente es algo especial, sin embargo, creo que la vocación la vamos adquiriendo conforme empezamos a vivir realmente la profesión y eso, se logra en el día a día, donde lo más importante es cultivar una buena relación médico-paciente y tratar a los pacientes tal como nos gustaría que nos trataran a nosotros, estableciendo un equilibrio entre profesionalismo y compasión, eso para mi es la importancia de la vocación en esta profesión.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Como todo buen cirujano lo que más me gusta es operar, el estar en quirófano es una experiencia única, la cual requiere un alto nivel de preparación no solo académica, sino también física y emocional. Hay que entender que los pacientes confían plenamente en nosotros, así que debemos tener un grado máximo de concentración y precisión, el margen de error debe ser mínimo.

¿Cuál es la mayor satisfacción que has tenido en tu carrera?

Afortunadamente mi carrera me ha dado muchas satisfacciones, durante mis inicios tuve la oportunidad de contribuir a corregir deformidades nasales congénitas, en niños y adolescentes, mediante cirugía reconstructiva, la satisfacción de ver cómo, literalmente, eso les cambia la vida a los pacientes, es una de las experiencias mas plenas que he tenido en mi carrera. Actualmente, puedo decir que mis momentos mas satisfactorios se van dando en el día a día, al ver los resultados positivos que les da la rinoplastia a mis pacientes, que en muchos casos les puede llegar a cambiar la vida en diferentes formas.

Háblanos un poco acerca de la rinoplastia.

La rinoplastia es la cirugía que se encarga de modificar la forma externa de la nariz con fines estéticos, así como, de corregir problemas anatómicos para mejorar la respiración. Es la cirugía estética más realizada en todo el mundo y México ocupa el tercer lugar mundial en este procedimiento. Al ser la nariz el centro de nuestra cara, cualquier modificación repercute de forma importante en la estética facial.

¿En qué consiste la cirugía funcional y estética de la nariz?

La parte funcional consiste en arreglar las desviaciones del septum o tabique nasal, además de mejorar la rinitis y la sinusitis. En la parte estética mejoramos la anatomía externa del hueso y los cartílagos que forman la pirámide nasal. Dentro de las alteraciones más frecuentes se encuentran la giba, la punta nasal ancha y bulosa, punta caída, alas retraídas y anchas. La cirugía consiste en corregir dichas alteraciones mejorando la estructura interna y externa del esqueleto nasal, remodelando cartílagos y huesos con la finalidad de mejorar la función respiratoria y al mejorar los defectos externos de la nariz, mejoramos también la estética de todo el rostro.

¿Qué dificultades tiene esta cirugía?

Debido a la gran cantidad de variantes anatómicas, la rinoplastia es por mucho la cirugía estética más compleja que existe, por lo mismo se han descrito un sin número de técnicas; la clave es saber individualizar y escoger la técnica exacta a cada paciente en particular. Un punto importante es entender lo que quiere cada paciente, hay que entender cuales son sus expectativas, si son realistas o no y tratar de llegar a un punto medio, donde podemos establecer lo que es posible y lo que no, ya que cada paciente presenta diferentes variables en cuanto al tipo y grosor de la piel, forma y características de los cartílagos y huesos de la nariz, respuesta inflamatoria y cicatrización. La experiencia y el conocimiento de las diferentes técnicas es en lo que nos debemos enfocar para estar preparados, para resolver cada caso en particular.

¿Exigen los pacientes un modelo de nariz?

En la cultura popular siempre han existido ideales estéticos, los cuales están definidos principalmente por modelos, artistas y en los últimos años, por personalidades que dominan las redes sociales. Sin embargo, estos ideales estéticos pueden estar alejados de la realidad, así que es importante establecer bien los límites en cuanto a expectativas de cada paciente. Una de las cosas que más nos piden los pacientes es tener una nariz de aspecto “natural”, así que más que un modelo específico de nariz, los pacientes hoy en día quieren una nariz estilizada y bonita, pero que se vea natural, es decir, no quieren verse “operados”; por lo tanto, es nuestro deber como cirujanos siempre tratar de cumplir el objetivo de belleza natural.

Unos de los temores de los pacientes suelen ser el dolor, ¿es dolorosa esta intervención?

Depende cien por ciento de la respuesta que tiene cada paciente. La verdad es que el dolor es mucho menos de lo que la mayoría de los pacientes piensan, la realidad es que, más que dolor, los pacientes sienten incomodidad durante los primeros cinco días. Antes se utilizaban taponamientos de gasa, lo cual hacía de esta cirugía muy dolorosa, actualmente se utilizan unas férulas de silicón blando las cuales disminuyen mucho la incidencia del dolor.

¿Cuánto dura la recuperación?

Esta es una cirugía que se realiza en forma ambulatoria, no requiere pasar la noche en el hospital, operamos en la mañana y por la tarde se van a su casa. La fase más delicada es durante los primeros 8 días, que es cuando recomendamos guardar reposo en casa. En la segunda semana los pacientes poco a poco empiezan a retomar sus actividades cotidianas.

¿Cuáles son las recomendaciones para una adecuada recuperación después de una cirugía?

Recomendamos seguir al pie de la letra los medicamentos, acompañados de una buena alimentación, sin exposición al sol, ni esfuerzos físicos, durante un mes. No se recomienda el consumo, ni la exposición al humo, de tabaco durante los primeros tres meses.

Agenda tu cita de valoración:
229 688 1525 / 2296887324
Facebook: @Dr.Arturo Ladron de Guevara
Instagram: @dr.ladron.de.guevara