Por: Pamela Cuevas, Coach Empresarial

Y aquí estamos, ¡reinventándonos!, de la crisis, la oportunidad. En este artículo más allá de darte las recomendaciones que toda empresa debe considerar antes y después por la presente contingencia de salud COVID-19, que debiste leer por doquier, me gustaría compartirte cómo es que se comporta el consumidor ante dicho panorama, según los expertos.

Desde el primer caso de coronavirus en México se han modifica- do los patrones de consumo de la población, privilegiándose las compras de productos de higiene y desinfectantes, y en segundo lugar los alimentos enlatados, según datos de Nielsen, líder internacional en información de mercado. Un ejemplo como resultado de esto, entre el 24 de febrero y el 1 de marzo, los productos como toallas húmedas se vendieron, por semana, 243% más; el atún enlatado 151% más, así como los panes congelados y artículos de limpieza aumentaron su consumo considerablemente.

Nielsen, dio a conocer que el comportamiento que tiene el consumidor a nivel mundial frente al COVID-19 se divide en seis etapas. No es la primera vez que lo vivimos, en el 2009 la OMS declaró pandemia por influenza AH1N1 y quienes lo recordamos sabemos su desarrollo. Para cuando estés leyendo este artículo, estaremos tal vez en las últimas.

Las citadas etapas de cambio en patrones de consumo observa- das por NIELSEN a nivel mundial son:

1.- Compras proactivas para la salud y el bienestar.

2.- Gestión reactiva de la salud, dar prioridad a los productos esenciales para la contención del virus, la salud y la seguridad pública.

3.- Preparación de la despensa.

4.- Compras en línea por cuarentena.

5.- Vida restringida, precios en aumento.

6.- Vivir con nueva rutina con cautela sobre la salud.

En este ejercicio hay quienes, valiéndose de la necesidad, acapararon producto de primera necesidad para después revenderlo; tal fue el caso de un chico estadounidense que, acostumbrado a las ventas en plataformas en línea, intuyó rápidamente el buen negocio por florecer al comienzo de la epidemia, compró más de 17,000 botellas de gel desinfectante y toallitas en supermercados que pretendía revender, poco le duró el negocio cuando fue expuesto por los medios por su abuso generando indignación. De inmediato Amazon y eBay suspendieron su cuenta advirtiéndole que la especulación era ilegal y su producto fue donado ocasionándole pérdidas cuantiosas.

Si bien, especular sobre el futuro de la demanda nos ayuda a to- mar decisiones en nuestras estrategias comerciales, deberá ser en función al bien común, a la entrega de valor, al cuidado del otro y nuestro entorno; hoy el consumidor se guía por la congruencia que las marcas generan dentro de su esquema de creencias; después del presente caos de salud social con dolencia económica, física y espiritual; él está deseando estar con marcas que le den paz con bienestar global.

¿Qué estás haciendo con tu marca para provocarlo?, es tiempo de reinventarte, descubrir la resiliencia que hay en ti.

Porque #SentirNoEsElección, provocar sensaciones sí lo es.

Mail: pcvirues@gmail.com

Facebook: Pamela Cuevas Coach