Por: José María Enríquez, Psicólogo infantil

“Todos debemos saber que es normal que los niños en algún episodio de su infancia tengan miedo, ya que tiene una función de alerta ante momentos de peligro o riesgo. Lo importante es acompañarlos haciéndoles saber que todo estará bien, y que el adulto está ahí para protegerlo.”

En ocasiones, los niños suelen ir a la habitación de sus padres a media noche, a decirles: “tengo miedo”, “hay fantasmas, escuché un ruido”, “quiero acostarme contigo, no me dejes solo (a) hay un mounstruo en mi recámara”.

El miedo actúa como defensor del niño, es decir como respuesta esperada para señales de peligro que aumentan su atención y alista su organismo para atacar o huir de la situación, por esa razón, en ocasiones los pequeños se paralizan ante la idea de que hay monstruos, fantasmas, insectos, etc.

Determinados niños experimentan una intensidad afectiva notoria en la canalización de sus miedos, lo cual compromete la superación de dicha emoción, manifestándolo con miedos a acudir a ciertos lugares o con personas específicas, temor a no querer dormir solos, miedo a la obscuridad, crisis de llanto, angustia o incluso dificultad en control de esfínter (hacerse pipí) por la noche.

Si frecuentemente tus hijos manifiestan miedos, terrores o pesadillas nocturnas, te recomiendo seguir estos sencillos pasos para enseñarles a manejarlo:

• Limita las películas, videos o imágenes de terror o sustos, pues solo generan más miedos en la infancia.

• Tranquiliza a tu hijo diciéndole: “tranquilo, estoy contigo, nada malo te va a pasar, despreocúpate”. Nunca pretenda erradicar el miedo que siente el niño, lo importante es enseñarles a trabajarlo.

• Lee a los niños cuentos, que ayuden a relajarse mentalmente antes de dormir todos los días.

• Haga el juego de sombras chinas con sus manos en una pared despejada de cuadros y una luz; este juego consiste en formar figuras con nuestras manos y proyectar la sombra en la pared, recuerda que debe existir poca iluminación y fomentar en los menores la diversión formando figuras extrañas con sus manos, finalmente debes animar a tu hijo a inventar historias y crear sus propios personajes (mounstruo, fantasma).

• Dibujar todo lo que les genere miedo, pintarlo, y platicar con los menores sobre sus propios miedos.

• Busca en la librería más cercana el libro infantil: “Ramón preocupón” de Editorial Fondo de Cultura Económica (FCE) , y realiza las actividades indicadas para el manejo del miedo y la angustia en niños.

• Establece un horario fijo para que los niños se vayan a la cama.

• Evita burlarte o ridiculizar al niño por lo que siente, al contrario, trata de escucharlo y acompañarlo en todo momento.

En la mayoría de los casos, el miedo no debería ser motivo de grandes angustias en los padres, pero se recomienda que, si son frecuentes, de gran intensidad e interfieren con actividades diarias de los niños de forma negativa y en diferentes contextos, se considere la posibilidad de visitar a un psicoterapeuta infantil para recibir orientación sobre cómo manejar la situación.

– Consultas psicológicas para niños.

– Evaluación neuropsicológica infantil.

– Psicoterapia cognitivo conductual para niños y adolescentes.

Mayores informes: Al 229 978 45 93.

Facebook: Psic Infantil Chema