Por: Pamela Cuevas, Coach Empresarial

Escribir del marketing hoy en día es, desde mi perspectiva, querer describir lo que son las partículas del agua para el océano; y es que, como diría Mario Benedetti “cuando creíamos tener todas las respuestas, cambiaron todas las preguntas”.

Si pudiéramos simular la muerte del marketing, éste ha caído en su evolución cuatro veces, está muriendo cada vez más rápido pues ya podemos vislumbrar su quinta partida para verlo nuevamente renacer. Desde el marketing 1.0 donde su enfoque se centraba en la producción del producto, pasa por la importancia de escuchar al cliente, su estrategia de venta, lovemark y engagement, las cuales han sido claves hasta el día de hoy donde el marketing 4.0 lucha por ganar la CONFIANZA y elección del comprador ideal (buyer persona) en este mundo que mezcla lo offline con lo online, colmado de información digital que llega a intoxicar y confundir, pero que a la vez, tiene el poder de seducir.

No es cuestión de olvidar y enterrar lo tradicional, es cuestión de adaptarnos y evolucionar, como nos dice el maestro Phillip Kottler “generar conexiones máquina-a-máquina a través de la inteligencia artificial la cual mejora la productividad del marketing, y la conexión humano-a-humano que mejora el compromiso y fidelización del cliente”.

La innovación va más allá del “secreto de una fórmula mágica” o de “una alianza clave”, que si bien no dejan de ser eslabones de crecimiento comercial, hoy en día necesitamos despertar el interés en la experiencia de nuestro consumidor con un maravilloso “WOW” que impronte su mente y corazón.

Comienza a estudiar lo que pudiera ser inesperado para tu cliente, la estrategia para sorprenderlo positivamente, hazlo partícipe de tu propia innovación; ¿quién mejor que tu cliente para decirte cómo mejorar tu servicio?. Involúcralo.

Hoy la muerte maximiza su presencia en millones de empresas que no se arriesgan, que no invierten en su evolución, que no involucran ni escuchan a su cliente para sorprenderlo; pero sobre todo se aparece en aquellas que dejan a un lado lo más importante de nuestra evolución: su “HUMANIZACIÓN”.

¿Quién eres para tu cliente, qué es lo que le vendes? … y lo más importante: ¿Por qué le dices que lo haces?

Es hora de resucitar … #SentirNoEsElección

Mail: pcvirues@gmail.com

Facebook: Pamela Cuevas Coach