Por: José María Enríquez /Psicólogo infantil.

Hoy en día, existe una creciente tendencia en los niños sobre el interés que les despiertan las tabletas electrónicas, celulares y aparatos con pantallas táctiles, por lo que en la consulta psicológica con infantes, los padres de familia plantean una diversidad preguntas y comentarios con relación a la tecnología, entre ellas destacan: “cuando le doy su tableta se tranquiliza, solo así está quieto”, “se pasa horas pegado al aparato, si se la quitó se enoja y hace berrinche”, “le hablo y no me contesta por estar ocupando el celular”, “¿cuánto tiempo lo debe utilizar al día?’’.
Cuando un adulto utiliza la tableta electrónica o los celulares para tranquilizar al niño que se demuestra inquieto o con problemas de conducta, está desplazando la atención del niño hacia un espacio interpersonal que interfiere en la dinámica familiar, se está dejando de atender la conducta que el menor está manifestando. Por lo consiguiente, en realidad el niño, estará siendo acompañado por las nuevas niñeras del siglo XXI: los aparatos electrónicos. Es importante que los papás, diseñen una rutina diaria de las actividades de sus hijos, de tal manera que si el día tiene 24 horas y duerme de ocho a 10 horas, le quedan 14 horas, en las que se recomienda poner horarios para manipular juguetes, comer, practicar deporte, hacer la tarea, socializar con niños y una carga horaria de una a dos horas como máximo para utilizar la tableta electrónica, siempre y cuando el niño tenga más
de cuatro años, preferentemente. Antes de los cuatro años, existen estudios que han demostrado que al parecer, se puede provocar un exceso de estímulos sensoriales en los menores, con los que se puede favorecer una alteración neuropsicológica en el desarrollo cognoscitivo (especialmente de la percepción visual) durante el preescolar.

Si tu hijo no suelta la tablet y te estas preguntando: ¿Qué debes hacer? A continuación te daré algunas recomendaciones para modificar sus patrones de conducta:

• Lleguen a un acuerdo en la cantidad de tiempo para su uso, cuenta y supervisa el tiempo que la utiliza. Psicoterapia individual para niños y adolescentes.

• Establece límites claros, de acuerdo a la siguiente dieta digital: antes de los cuatro años no debe usarla, de 5 a 7 años (media hora es suficiente), de 7 a 12 años (de una a dos horas, con los padres cerca y se tiene que evitar usarla durante la comida), de 12 a 15 años (dos horas), de 16 años en adelante (máximo tres horas, considerando que se utilice también para fines académicos).
• Úsala como premio, para la realización de sus tareas cotidianas, por ejemplo puedes decirle que si acaba la tarea escolar en una hora, se la puedes prestar 20 minutos.
• Estimúlalo con actividades artísticas, sobre todo si tu hijo tiene menos de siete años, se recomienda suplir el tiempo del desliz del dedo en la pantalla, por moldear plastilina, dibujar, pintar con colores y acuarelas, etc.
• Evita gritarles cuando no te quieran soltar el dispositivo, es un desperdicio de energía, entre más se grita menos se logra y más frustración e impotencia se le expresa al menor; se recomienda mantenerse firme y contundente al retirar el objeto.
• Si bien las consecuencias del uso prolongado de estos aparatos no están del todo claras, algunos de los efectos secundarios que puede traer al niño, son: disminución de la actividad física, alteración del sueño, aumento en obesidad infantil, retraso en motricidad fina, inhibición de la función creativa del juego, disminución de habilidades comunicacionales y sociales, dificultades en la atención, ansiedad y frustración, entre otras.

Psicoterapia infantil

Terapia de lenguaje y aprendizaje

Mayores informes a los teléfonos:

2299784593, o al correo electrónico: psicjmes@hotmail.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.