jose-maria

Por: José María Enríquez /Psicólogo infantil y psicoterapeuta ericksoniano.

“Es normal que el niño que vive una experiencia traumática con relación al medio ambiente, ya sea un sismo, una inundación o un huracán, presente un retroceso en su desarrollo, es decir existe la posibilidad de que vuelva a realizar cosas que ya tenía superadas, por ejemplo: volverse a orinar en la cama, hacer un berrinche o morderse las uñas, por lo que necesitará comprensión por parte de los adultos que le rodean”

Los recientes sismos ocurridos en México, han tenido un impacto en la salud mental de la población en general, por lo que han ocasionado crisis o ataques de pánico en adultos y por consiguiente han influido en la vida emocional de algunos menores de edad. El miedo, es una emoción que activa una especie de alerta ante algo desconocido, misma que en los niños cumple una función de autoprotección, la cual los provee de seguridad, fortaleza y precaución. Cuando el miedo evoluciona a pánico, ansiedad y paranoia, estamos hablando de un miedo patológico en el menor.Cuando un niño vivenció un sismo, se necesita comenzar logrando que hable por primera vez acerca de como vivió la experiencia, validando todo lo que siente. Por ejemplo: si el menor dice: “sentí que me mareaba, todo se movía, lloré y me puse triste, pero luego me calmé”, el adulto tendría que validar lo que escuchó diciéndole: “comprendo lo que sentiste, llorar y ponerse triste es necesario cuando se siente lo que viviste, sin embargo lograste calmarte”.

A continuación te brindaremos una serie de recomendaciones para ayudar a los niños a superar el miedo tras un sismo:
• Permite que el niño exprese mediante dibujos libres, lo que está sintiendo, especialmente puedes solicitarle que dibuje sus miedos.
• Realicen juntos el juego, llamado “el tiempo especial”, el cual consiste en escuchar al niño y jugar lo que el desee, siempre buscando
que el adulto asuma el papel del más débil, pues con esto irá manejando el temor del infante, por ejemplo: “jugar al rescatista, en donde el adulto es el atrapado y el niño es el que rescata”, “ jugar a atrapar al niño, asumiendo el rol de tratar de hacerlo pero casi nunca lograrlo, etc.”
• Se recomienda narrarle cuentos especializados (por ejemplo el denominado “cuando la tierra se movió”), donde el niño pueda sentirse parte de la narración y al final exista un héroe que aclare sus dudas.
• Cuéntale que sentirse asustado es normal, así como tener enojo, pesadillas, tristezas, etc., posteriormente bríndale algunos tips para mejorar su estado de ánimo, puedes sugerirle jugar, pintar, rezar, nadar o hacer ejercicio.
• Evita exponer al menor a información de medios de comunicación, que generen más temor y ansiedad en el niño.
• Dile frases de aliento al menor, por ejemplo: “aquí estoy y no me voy a ir, nada malo te va a pasar”, “esto es difícil para ti, pero yo te
estoy cuidando”.cuando un menor presenta terror, pánico o ansiedad generalizada, se recomienda que sus padres lo lleven a psicoterapia infantil,
para que desarrolle las habilidades socioemocionales necesarias
para aprender a contender con el problema, favoreciendo el desarrollo saludable de sus emociones, si necesitas mayor información puedes contactarme vía telefónica o por e-mail

Psicoterapia individual para niños y adolescentes.
Atención psicopedagógica para menores con TDAH
y dificultades en el aprendizaje.
Taller grupal de emociones para niños.
Mayores informes:
3-34-79-85 (oficina)y 2299784593 (móvil),
psicjmes@hotmail.com

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.