CLAVADISTA

Por: Lavinia Miguel / Fotos: Videotape Media

“Si tienen un sueño que no lo dejen ir, porque yo se que es difícil, que hay muchas piedras en el camino, yo todavía las tengo, yo creo que si es algo que en verdad lo quieres tienes que seguir ahí y tener mucha perseverancia y no dejarlo porque si en verdad es tu sueño y es lo que te hace feliz tienes que seguir.”

Nombre completo: Samantha Jiménez Santos.
Edad: 19 años.
Lugar de origen: Nació en Veracruz, México. Actualmente reside en Estados Unidos.
Especialidad: Clavados.
Experiencia deportiva: Campeonato Mundial 1a fuerza FINA Budapest, tres Panamericanos Juveniles, una terna de Mundiales Juveniles, ha ganado más de 50 medallas entre Olimpiada Nacional y Campeonatos Nacionales y ha asistido a ocho Grand Prix Mundiales, además ha sido
tres veces ganadora del Premio Estatal del Deporte en el rubro de Talentos Deportivos.
Premios: Ganó presea de Argenta en el Grand Prix 2015 de Bolzano, Italia; bronce en el Grand Prix en Canadá, así como dos cuartos lugares en Rostock, Alemania, y Madrid, España.

¿Cómo ha sido el proceso de tu preparación?
Empecé a los 10 años, ha sido un proceso muy difícil y muy largo, pero ha tenido resultados, ha tenido frutos, entonces me siento satisfecha con lo que he hecho hasta ahora y faltan todavía
muchísimas cosas, pero si ha sido muy difícil, porque dejar a mis papás a los 11 años, irme a vivir literalmente sola porque no tenia a nadie mas, si fue algo muy difícil y si me dolió mucho, porque tenia que hacer todo sola, cocinar, lavar mi ropa son cosas que todavía a esa edad no sabes como hacerlo, pero aprendes y de alguna u otra forma te hace una persona madura y creo que ahorita a mis 19 años puedo decir que soy una persona realmente madura.

¿Cómo lograste tu beca en Estados Unidos?
Me estuvieron viendo desde el 2011 aproximadamente, que fue el Panamericano en Tucson, gané dos oros y una plata en ese Panamericano, entonces hablaron con mi entrenador, había un entrenador mexicano que estaba ahí, que es con el que entreno ahorita, él con el pasar de los tiempos me estuvo diciendo que si quería irme para EUA, que había una oportunidad pero yo no estaba totalmente convencida, yo quería México, no me quería ir, me gustaba donde estaba. Apenas el año pasado fue que yo hable bien con él, con mis papás y fue una decisión que se tomó y estoy contenta con eso. Ya está todo listo soy elegible para entrar a la universidad y posiblemente mi entrada será en enero, no ha sido nada fácil, el cambio de país, el idioma, los exámenes que he tenido que presentar, etc. Sólo falta un paso pero le echaré muchas ganas para poder estar dentro, lo importante es NUNCA RENDIRSE y seguir adelante.

¿Cómo combinas la escuela y el deporte?
Pues la verdad es difícil, porque entreno ocho horas diarias. Cuando estaba en México íbamos a la escuela solo dos o tres días a la semana porque teníamos que entrenar, entonces era entrenar o ir a la escuela pero intentábamos hacer las dos. Ahorita que estoy en Estados Unidos todavía no entro a la universidad, este tiempo ha sido más entrenamiento, estudio, leo, pero si ha sido difícil, no he sido como una niña normal que va a la escuela con todos, entonces si ha sido un poco complicado.

¿Qué es lo que quieres estudiar en la universidad?
Quiero estudiar Mercadotecnia Deportiva, porque yo creo que es algo que se complementa con lo que estoy haciendo y se me va a hacer fácil, creo que eso es lo que quiero, lo pensé y dije esto es lo que me corresponde.

¿Cuáles han sido los premios más representativos para ti?
Yo creo que todos, pero los internacionales por ejemplo los Panamericanos, los Mundiales, porque estar hasta arriba y escuchar el himno de tu país, es algo impresionante el sentimiento que se siente estar ahí. Por ejemplo, ahorita que fuimos al Mundial, cuando pasamos a la presentación de la final, el escuchar tu nombre y que toda la gente te aclame, es un sentimiento indescriptible pero hermoso.

¿Cómo fue la experiencia en Budapest?
Fue muy padre, nos preparamos mucho, solo fui en una prueba de sincronizados
de 10 metros, entrenamos mucho tiempo, casi seis meses antes. Llegamos muy bien
al mundial, en clavados es mucho la mente, si no tienes la mente es muy difícil, pero
yo creo que fue un buen resultado para ser nuestro primer Mundial, fuimos de las
mejores de México que dieron los mejores resultados y todavía faltan muchas cosas,
Panamericanos, Centroamericanos y Tokio por supuesto.

¿Cómo te estás preparando para Tokio 2020?
Entrenamos de ocho a nueve horas diarias en agua, hacemos pesas y la alimentación
es muy importante, tenemos nutriólogos, yo por ejemplo estoy en dieta, cuando
estoy de vacaciones me puedo salir un poco del régimen pero es muy difícil; es
lo que quiero, entonces hay que seguir al pie de la letra todo. Tenemos preparadores físicos, masajistas, tenemos todo, la verdad en Estados Unidos nos atienden muy bien y en México también pero ahorita que estoy allá es distinto.

¿Cómo ha sido el apoyo de tus papás?

Pues están muy felices la verdad, al principio si fue muy difícil para ellos, me marcaba mi mamá llorando para que me regresara y me hacia llorar pero yo le decía que no llorara porque me hacia llorar y lo hacia más difícil para mi. Pero ahorita los tres ya llegamos a un punto en el que me dijeron que era lo que yo quería y que me apoyaban en lo que yo decidiera. También el irme a Estados Unidos fue algo difícil para los todos, pero lo vamos superando.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.