“De todas las costumbres o actividades desarrolladas en una sociedad, pocas pueden ser consideradas como muy representativas y sobre todo únicas, en nuestro país somos afortunados al tener muchos valores culturales que han sido reconocidos a nivel mundial, entre ellos se encuentra
LA CHARRERÍA, la cual para muchos en el extranjero es la más representativa. El año pasado la Organización de Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró a “LA CHARRERÍA MEXICANA” como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad al considerar que esta tradición es un “elemento importante de la identidad y patrimonio cultural” de México. LA CHARRERÍA es resultado del mestizaje, vacas y toros llegaron con los primeros españoles a tierras de América y los hombres de nuestro país encontraron una manera especial de realizar la doma, captura y arreo de estos animales, gestando a principios del siglo pasado, una práctica que hoy en día es considerada “arte ecuestre” y al mismo tiempo “deporte nacional”.”

Por: David Barquero

Rodolfo Rullán Tiburcio, precursor La Charrería en la ciudad Veracruz nos contó sobre su experiencia en esta tradición y deporte nacional.

¿Cómo te iniciaste con la práctica de La Charrería?
A los cuatro años mi papá me llevaba, junto con mis dos hermanos, al rancho “El Estribo” que se ubicaba en la avenida Ejército Mexicano, ahí había unos caballos, que eran los que se alquilaban en Mocambo. Posteriormente fueron asistiendo más personas y al crecer el grupo, se decidió formar un equipo de charrería, fundándose Charros de Veracruz en 1964, primer equipo en la ciudad; en el estado ya había asociaciones en Tuxpan, Xalapa
y Orizaba. Se contrataron instructores de la CDMX para aprender el deporte, comenzamos con prácticas casi a diario, siendo más intensas los fines de semana, el primer local de prácticas se ubicaba donde se encuentra ahora la estación del AU, posteriormente en Las Bajadas, cerca del aeropuerto y desde 1965 en el Lienzo Charro “La Guadalupana” en el Ejido Primero de Mayo, donde aún se encuentra. De las llamadas suertes de La Charrería ¿cuáles son tus preferidas?
Todas, las nueve, cada una tiene su arte y diferencia; todas las ejecuté, pero ya para competencias formales, participé en las suertes
de “Cala de Caballo”, “El Coleadero” y “La Terna en el Ruedo”, que fueron donde tuve más aptitudes para ejecutarlas.
¿Qué sabes de la historia de nuestro Deporte Nacional?
Hay muchas leyendas al respecto, pero fue en el centro de la república donde se originó y dieron las costumbres del campo las primeras faenas para dominar el ganado vacuno y caballar, hasta quedar reglamentadas e instituidas como deporte nacional en la década
de los veinte, del siglo pasado. Indudablemente es Jalisco donde surgieron más equipos y se creó el ambiente campirano, familiar y tradicional que hasta ahora persiste.
¿Qué aptitudes deben tener los interesados por practicar Charrería?
Sin duda, la primera es el amor por los caballos y a México, sus costumbres y tradiciones. Las aptitudes con la práctica se van descubriendo y como todo deporte, te puede gustar, pero careces de la habilidad requerida para practicarlo y es mejor no arriesgar porque un accidente a caballo puede tener consecuencias fatales, pero la charrería es tan noble que puedes participar de muchas maneras como estar dentro de la competencia,
luciendo tu traje de charro sobre un caballo manso u otra forma de disfrutarla puede ser formar tu propio equipo, patrocinarlo, dirigirlo, promover actividades, etc. Es muy amplio lo que ofrece este deporte.
¿Por qué La Charrería es considerada un deporte y no solo entretenimiento?
Porque hay una federación que la regula, existe un reglamento para cada suerte dentro de las competencias, hay eventos amistosos, para disfrutarlo compitiendo con amigos, pero aun así, se aplican las reglas que dan puntuaciones, así como sanciones por inhabilidad o trampa y
calificaciones adicionales por mayor destreza. Existen torneos formales, como son los campeonatos estatales, regionales y nacionales que son donde se aplica toda la reglamentación y en las que el charro se prepara, semanas antes ya que es donde tiene que dar su mejor ejecución.

¿Cuáles son los elementos que se necesitan para practicar la charrería?
Primero, un buen caballo, no se requiere de altísimos precios como en las carreras, salto u otros deportes ecuestres, puede ser un caballo de raza cuarto de milla o criollo, de cruza, pero si arrendado especialmente para la charrería. Hay caballos que pueden ser usados en todas las suertes, pero generalmente puedes utilizarlo en dos o tres suertes. Inscribirte en una asociación de charros en la que puedes tener tu caballo bajo cuidado de personal adecuado y practicar constantemente , ya que puede ser que haya muchos socios, pero el número de participantes es reducido, 10 personas
aproximadamente y serán los mejores los que integren un buen equipo, si se quiere destacar como tal. Gran parte de lo requerido son los arreos charros, como la ropa, que debe cumplir un requisito y un respeto, las espuelas, sombrero, chaparreras y otros aditamentos requeridos para
ejecutar diferentes suertes, como es un guante protector para los que manejan la reata, o los pretales para los jinetes de toros o yeguas brutas, etc.
¿Cuál consideras que es la relación entre charro y caballo?
Es muy importante, como todo tipo de relación, debe haber plena identificación entre ambos porque el charro puede ser muy bueno, pero si
el caballo no coopera o no sabe qué es lo que le estás pidiendo es imposible hacer una buena participación. El animal debe saber qué es lo que requieres, son tan inteligentes que detectan si sabes manejarlo desde que pones el pie en el estribo. Las suertes charras son las mismas, pero
cada charro tiene su forma de ejecutarla y depende mucho que tu caballo ya sepa lo que le vas a pedir. Para todo esto se requiere mucha práctica, casi a diario.Habrá días en que practicas fuertemente con tu animal y otros en que solo lo montes y des un paseo, que platiques con él,
eso el caballo lo agradece y es parte de la integración.
En comparación con el resto del país ¿en qué nivel consideras se encuentra la charrería
Veracruzana?
Hay muy buenos equipos veracruzanos que destacan a nivel nacional, aunque sigue siendo Jalisco y otros estados del centro y norte del país donde se encuentran los equipos que obtienen los primeros lugares, esto ya es por tradición del mismo deporte.
¿Vaquero y charro es lo mismo?
No, aunque va muy ligado. El vaquero, si nos referimos a los “cowboys americanos”, es más rudo, no tiene la elegancia que da la vestimenta Charra y el espectáculo que ofrece un floreo de reata. Las prendas de vestir y los arreos charros, como la silla de montar, sombrero, espuelas son, en muchas ocasiones, verdaderas obras de arte. Coinciden en que es un hombre a caballo dominando a un toro o un caballo bruto por medio de sus manos o de un lazo. El vaquero en México, difiere con el charro en su vestimenta y ejecuta lo mismo, pero en campo abierto, o en un rancho, sin reglamento alguno.
¿Cuál es la importancia de incentivar niños y niñas en la tradición charra?
Conservar nuestras tradiciones o costumbres familiares que la han practicado por generaciones y es en la niñez donde se debe aprender este deporte. Es muy bajo el nivel de buenos charros que aprendieron el deporte en edad adulta.
¿Cuánto tiempo le dedicabas a La Charrería?
Ya estoy retirado de participar en competencias, pero solía hacerlo, por lo menos, 3 ó 4 días a la semana .
¿Cuál es la importancia de la mujer en La Charrería, qué papel tiene?
Mucha, son parte de la belleza de la charrería, en un espectáculo luciendo sus atuendos y enaltecen una competencia a través de una actuación de un grupo de mujeres al que se le llama “Escaramuza”, donde demuestran su dominio del caballo haciendo movimientos individuales y en conjunto, además de lucir la belleza mexicana. Por mucho tiempo solo participaban como parte decorativa del evento, ahora ya tienen su propio reglamento, torneos y competencias oficiales.
¿Qué significa La Charrería para ti?
Mucho, es un deporte que pude disfrutar con mis papás y hermanos, la ventaja de este deporte es que puede participar toda la familia. Llegas a sentir la indescriptible sensación de identificarte con un caballo, conocer su nobleza, pasear en él y hasta meterte a la playa sobre sus lomos. Sientes un orgullo mexicano que no te lo puede dar otra actividad. Es por la charrería que conocí la vida del campo, de un rancho, muchas ciudades y
rancherías con sus distintas costumbres de vida y gastronómicas, y a grandes amigos charros que conservo desde la niñez.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.